¿Cuánto tiempo llevas trabajando de ingeniera? ¿Cuáles son sus principales responsabilidades?

Bueno, ¡ciertamente ha sido una larga trayectoria! Llevo en este negocio 16 años. Mi función implica el servicio, la instalación y la inspección de todo tipo de equipos de navegación y comunicación a bordo de los buques.

¿Qué te motivó a buscar un trabajo en ingeniería?

En realidad, ¡yo quería ser piloto! Pero luego mis padres me enviaron a un campamento de verano internacional en Alemania justo antes de que tuviera que hacer el examen para la Academia de las Fuerzas Aéreas. Mientras estuve allí, tuve la oportunidad de visitar varios campos de concentración y permanecer en un ambiente antibélico. La experiencia me hizo cambiar de opinión por completo y cuando regresé decidí que no quería seguir por ese camino.

También había solicitado estudiar una licenciatura en telecomunicaciones en caso de que no aprobara mi examen de la Academia de las Fuerzas Aéreas. Terminé la carrera de telecomunicaciones en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Durante mis estudios, conocí a algunas personas en el campo de la ingeniería y, de alguna manera, ¡aquí estoy!

¿Podrías describir un día cualquiera en Aage Hempel?

Afortunadamente, Aage Hempel nos brinda la oportunidad de trabajar desde casa y atender a los buques siempre que lo soliciten. Preparo servicios, recopilo información, voy a la oficina a recoger/dejar material. Si hay un servicio, nos aseguramos de que se tramiten todos los permisos para la terminal donde está la embarcación, conseguir los repuestos, atender la embarcación, aduanas, etc.

¿A qué retos te has enfrentado en tu carrera?

En esta etapa de mi carrera me he enfrentado a muchos retos, tanto a nivel personal como a bordo. Primero quizás fue luchar contra el sistema actual, para mejorarlo. Tomó tiempo, pero eventualmente las cosas cambiaron. Al principio, para algunos capitanes era complicado aceptar a una mujer al servicio de equipos de navegación delicados, pero con una actitud profesional y la adquisición de una variedad de habilidades, ahora puedo ganarme su respeto muy rápidamente. ¡Creo que la experiencia es un grado en ese sentido! Profesionalmente me han dado la oportunidad de conocer gente muy interesante dentro de la industria marítima y viajar a muchos lugares. ¡Estar en lugares donde no están acostumbrados a ver a una mujer realizar un trabajo normalmente realizado por un hombre también ha sido todo un reto!

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Diría que el desafío real de la reparación es muy emocionante a veces. También están las historias que la gente comparte contigo a bordo, las comidas juntos, la satisfacción del trabajo bien hecho y cuando sientes el respeto de los clientes por el servicio que has brindado. Particularmente cuando inicialmente subestimaron tus habilidades y cómo su actitud cambia completamente a medida que evoluciona el servicio. Este último punto es quizás una de las mejores partes de este trabajo, ser mujer.

¿Por qué crees que es importante alentar a más mujeres?

Las mujeres son tan capaces como cualquier hombre para realizar las tareas que realizo en Aage Hempel. Quizás se necesita tener una personalidad especial para entender y trabajar con unos hombres a los que todavía les cuesta respetar que este tipo de trabajo lo pueda realizar bien una mujer. Sin embargo, afortunadamente, experimentas esto cada vez menos. Este trabajo requiere una voluntad fuerte, actitud de resolución de problemas (es decir, mente de ingeniera), habilidades sociales y buenos modales. Una mujer, o un hombre, con esas características puede realizar perfectamente este trabajo de ingeniería.

¿Cómo alentaría a las niñas en la escuela a seguir una carrera de ingeniería?

Les diría a esas chicas que persigan sus sueños. Visitando muchas partes del mundo, he conocido gente de muchos lugares y nacionalidades diferentes. He vivido muchos trabajos desafiantes que permitieron a los barcos navegar con seguridad. He vivido muchas cosas gracias a este trabajo. ¡Esta es la razón por la que sigo aquí después de más de 16 años! Soy físicamente normal y me considero femenina. No hay necesidad de ser como un hombre para tener éxito en este negocio como mujer.

¿Qué consejo tiene para los graduados que empiezan?

Para los graduados que empiezan, les sugiero que aprendan tanto como puedan y que respeten a los ingenieros superiores, ya que tienen muchas experiencia que compartir. Seguir luchando hasta que se sientan lo suficientemente seguros como para seguir una carrera por sí solos. Y, sobre todo, a nunca rendirse, a pesar de las malas experiencias. En realidad, son la mejor manera de aprender y mejorar como profesional en este negocio.

 

Otras compañías del Grupo Aage Hempel incluyen: Charity & Taylor y Marvel

¿Quieres trabajar en Aage Hempel Group? haga clic aquí